domingo, 27 de enero de 2008

Historia Interactiva

Como una rareza más en este blog, se me ocurrió escribir una historia pero entre todos, a ver pa que lado les dispara su mente.
Les marco un comienzo, ustedes continúen la hisotira con sus comentarios y luego lo que mejor quede será escrito, al menos hasta que ya nadie más comente :p

El Comienzo

Estoy escribiento esto como un testimonio de mi vida a partir de ese evento, ignorándo el descenlace y temiendo que mis esfuerzos sean envanos, disueltos por el tiempo y mis que fuerzas ya no me sostengan, para que al menos alguien tomando estas palabras plasmadas en mi diario pueda contar mi historia.

Mi nombre es Marcos Santos, tengo 43 años, y aquí comienzan mis memorias...

Un primer contacto

Ocurrió en el 2004. Me disponía en ese entonces a dejar un pasado atrás y entregarme con ansias a un futuro de promesas que parecían tangibles. Era un paso adelante en un océano de incertidumbre, pero era un paso firme y certero, y veía un faro en el horizonte.
Acepté el llamado y se contretó el primer encuentro.
...

4 comentarios:

Alejo dijo...

con algunas interrogantes y muchísimas expectativas me dirigí hasta el punto donde quedamos en encontrarnos, si bien todos los enigmas que rodeaban aquella cita me hacián estremecer, algo dentro mio no dejaba de empujarme.

este primer encuentro se llevo a cabo en un lugar excesivamente concurrido, quizás porque esto lo hacia mucho menos trascendente o mucho más fácil de enmascarar...

El Doc 9 dijo...

que suspenso y intriga dejaste. Buen material, para Apuntar. Abrazo de gol

Leo_SCI dijo...

Bien Alejo, me gustó!
Sigo esperando que completen un poco más esta parte de la historia antes de postear nuevamente.

Grace® dijo...

si la situación se convirtiera en algo difícil de enfrentar. Atiné a ubicarme en un lugar donde la concurrencia dejara el espacio suficiente para esperar, ni modo de quedarme tranquilo, las expectativas se mezclaban con la ansiedad de la espera y el cóctel me estaba mareando.
Hasta que apareció. La primera expectativa sucumbió a su presencia, estaba allí delante mío e inmediatamente supe que, una historia comenzaría.